Portalinmobiliario.com, 24/11/2015

Reforma Tributaria: ¿Es conveniente tasar la propiedad ante el SII? El plazo finaliza este año

  1. Inicio
  2. Análisis y Noticias
  3. Reportajes y entrevistas

Portalinmobiliario.com consultó a varios expertos sobre si conviene o no actualizar el valor de la vivienda ante el Servicio de Impuestos Internos, ya que a partir del 2017 todas las ganancias superiores a UF 8.000 deberán pagar impuesto. Acá sus respuestas.

Tras la aprobación de la Reforma Tributaria en septiembre del 2014, se estableció que a partir del 2017 la venta de inmuebles que generen al contribuyente una ganancia superior a UF 8.000 deberá pagar impuesto.

En el caso que la ganancia sea menor a la cantidad antes mencionada, ésta quedará registrada y se sumarán a las ganancias obtenidas en una nueva operación, ya que el tope de UF 8.000 no se limita para la venta de una sola vivienda, sino que se acumula durante todas las ventas que realice la persona. Al acumularse UF 8.000 o más, se deberá pagar el impuesto.

En este caso, el contribuyente puede elegir un impuesto único con tasa de 10% o bien, re liquidar el Impuesto Global Complementario durante los años que se fue dueño del bien, pero con un máximo de diez años.

Esta normativa rige para todas las propiedades adquiridas desde el 1 de enero del 2004. 

Ante este escenario, Portalinmobiliario.com consultó a una serie de expertos sobre si es conveniente o no tasar la propiedad ante el SII, con el fin de actualizar su valor. El plazo finaliza el 31 de diciembre de este año.

La respuesta fue unánime: sí, conviene tasar la propiedad. 

A continuación, la opinión de 10 expertos frente a la pregunta ¿Es conveniente tasar la propiedad antes del 31 de diciembre 2015 para actualizar su valor ante el SII?:

Juan Pablo Cavada, abogado de Cavada Abogados:
“Es probable que los inmuebles valgan más hoy que al momento de su compra, por lo que seguramente, en el mediano plazo, las personas deban tributar por el exceso de ganancia que obtengan, por sobre las UF 8.000. Para estos efectos, la Reforma Tributaria permite actualizar el valor comercial de las propiedades mediante una tasación particular, reconociendo el valor que la propiedad tenía al 29-09-2014 (fecha de publicación de la Reforma Tributaria de la Ley 20.780). Por lo tanto, es evidente que conviene tasar las propiedades señaladas, pues ello permite subir el costo a partir del cual se consume el ingreso no tributable de UF 8.000”.

Hugo Zamora Rendich, Fontaine & Cía, Abogado:
“Sí, es conveniente. Esta alternativa aplicable a las propiedades adquiridas a contar de enero de 2004 y hasta diciembre de 2015, permite a los contribuyentes reflejar en su valor de adquisición el valor de mercado de las propiedades, siendo esto muy beneficioso teniendo en consideración el límite de UF 8.000 como ingreso no constitutivo de renta”.

Medardo Lagos, abogado del estudio jurídico DyP Abogados:
“Es conveniente, por cuanto consiste en hacer uso de un beneficio que la propia ley (Art. 3 transitorio de la Ley N° 20.780) contempla, consistente en permitir darle tratamiento de “costo”, para efectos de determinar el resultado tributario de una futura enajenación, al valor de mercado del bien raíz al 29.09.2014. Lo anterior permite reducir la utilidad para efectos tributarios, disminuyendo así la posibilidad de que se afecte el “colchón” de UF 8.000 de utilidades que quedan exentas de impuesto a la renta”.

Felipe García Bunster, Director General de Tinsa:
“Siendo expertos en valoraciones y de acuerdo a lo establecido en la Reforma Tributaria, resulta muy conveniente de cara a rebajar los impuestos en una futura transacción de nuestra propiedad, actualizar el valor de la misma a la fecha indicada. De forma resumida, actualizar el valor de nuestro inmueble significa reducir de forma considerable la base imponible de la utilidad en la compra venta, sobre la cual se aplica el impuesto correspondiente.

Ejemplo:
- Compra de vivienda en 2008 en UF 5.000
- Venta de la misma vivienda a fecha de hoy en UF 9.500
- Base imponible de utilidad sobre la que tributar: UF 9.500 – UF 5.000 = UF 4.500

Si en el caso anterior presentamos ante el SII una tasación realizada antes de final de año y que tenga por finalidad establecer el valor de mercado al 29-09-2014, el ejemplo anterior varía de la siguiente manera:

- Valor del inmueble al 29-09-2014: UF 8.750
- Base imponible de utilidad sobre la que tributar = UF 9.500 - UF 8.750 = UF 750

En este caso, se ha rebajado UF 3.750 su base imponible de tributación, lo cual es un gran ahorro a la bolsa libre de UF 8.000 que establece la reforma, o si ya la ha agotado, un ahorro monetario en impuestos muy relevante”

Gonzalo Polanco, Director Ejecutivo Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile:
“Primero que todo, para que todos entendamos en qué consiste esto de la tasación, debemos explicar que el impuesto a la renta se aplica sobre, precisamente, "las rentas", es decir, sobre los incrementos de patrimonio, las utilidades. En el caso de la enajenación de bienes raíces, esa utilidad será la diferencia entre el valor de adquisición (costo) y el valor de venta (ingresos). Por lo tanto, a los contribuyentes les conviene que el costo sea lo más alto posible porque de esa manera reducen sus utilidades y podrían disminuir su carga tributaria.

¿Conviene tasar? Es difícil dar una respuesta general, ya que tiene sentido tasar en la medida en que el mayor valor en la enajenación de un bien raíz, de acuerdo al nuevo régimen que entra en operación el año 2017, esté efectivamente afecto a impuesto a la renta. Hay personas que creen que toda venta que se haga a partir del año 2017 se verá afecta a impuestos a la renta y eso no es así. Entre otras consideraciones, se debe tomar en cuenta cuándo adquirió la propiedad, es decir, cuándo se inscribió en el Conservador de Bienes Raíces Si adquirió el inmueble tras el 01-01-2004 y antes del 29-09-2014 sí puede acogerse a esta norma. Y si fuera así, luego hay que hacer un análisis sobre la posible utilidad que se tenga en la venta. Si la utilidad probable es inferior a UF 8.000 y no hay más inmuebles, es probable que no le sirva el beneficio” 

Claudio Bustos, Socio de Bustos y Cía. Abogados Tributarios:
“Me parece que es conveniente en el caso de inmuebles que estén o puedan estar destinados a ser enajenados en un futuro próximo, puesto que el valor comercial de las propiedades se ha incrementado de manera importante en los últimos años, por lo que tener la posibilidad de igualar el costo de dichos bienes a su valor comercial, para el caso de una futura venta, es un beneficio también relevante. La ganancia de capital obtenida en una eventual enajenación futura, podría reducirse ostensiblemente al igualar el costo al valor comercial actual de los inmuebles”. 

Luis Landa, socio principal RSM:
“Resulta beneficioso que los actuales dueños de bienes raíces puedan retasar sus propiedades para enfrentar los impuestos de las ventas de estos inmuebles, ya que ello implica aumentar el costo de los mismos, acercándolo al valor comercial que se espera tendría en una venta futura y, de este modo, disminuye el uso de la parte exenta de impuestos, que son UF 8.000”.

Rodolfo Bambach, gerente comercial de Inmobiliaria Fernández Wood Vizcaya:
“Las ventas de inmuebles realizadas después del 2004 generarán a partir del 1 de enero del 2017 el pago de impuesto, en la medida que el contribuyente obtenga una ganancia sobre UF 8.000. Es recomendable, la realización de una tasación a valor de mercado, logrando actualizar el precio respeto al periodo de compra”.

Hernán Marchant, consultor inmobiliario:
“Es muy recomendable informar al SII la tasación de la vivienda, ya que los precios de las propiedades en Chile han tenido una sostenida y constante alza a partir de 2010, específicamente, el segundo semestre de 2010 por lo que el diferencial registrado entre 2004 en adelante es contundente para la mayoría de los inmuebles”.

Felipe Yaluff, CEO en FYP Inversiones:
“Tasar la propiedad es muy importante, ya que al no hacerlo el valor mercado al venderla va a ser muy alto respecto al valor original de su compra, por ende la ganancia será muy alta y probablemente se copará la cuota de las UF 8.000 en una sola transacción. Por eso sirve tasarla, ya que al venderla la ganancia va a ser casi cero, ya que la vendes a valor mercado”.

Lo que dice el Servicio de Impuestos Internos

Portalinmobiliario.com también se contactó con el Servicio de Impuestos Internos, entidad que nos explicó que “para un contribuyente persona natural con domicilio o residencia en Chile, que no sea contribuyente del Impuesto de Primera Categoría que declare su renta efectiva, y haya adquirido el bien a partir del 01-01-2004, será conveniente tasar e informar el valor comercial de la propiedad, porque al momento de venderlo (a contar del 1° de enero de 2017), podrá deducir del precio de venta, el valor de mercado de la propiedad al 29-09-2014, y no el valor de adquisición de la misma, como sería la regla general”.

Además, nos explicaron que “el SII procederá a verificar, cuando corresponda, que el valor de mercado informado por el contribuyente se encuentre acreditado fehacientemente con los antecedentes que consideró para informar dicho valor”.

¿Cómo tasar la propiedad?

Si usted está interesado en tasar su vivienda, puede hacerlo a través de:

- Una tasación comercial efectuada por una entidad bancaria.

- Una tasación comercial efectuada por un tasador o por una empresa o profesional del rubro inmobiliario o del corretaje de viviendas.

- Copia de tasaciones comerciales de inmuebles de características y ubicaciones similares, en la localidad respectiva.

Comenzaré recordándoles que depreciación es pérdida de valor por cualquier causa. Existen tres categorías básicas para las depreciaciones: depreciación física, obsolescencia funcional y obsolescencia económica. En adelante discutiré cada una de ellas y recomendaciones para que protejas tu casa, negocio o propiedad.

Depreciación física:

Este es uno de los elementos de la depreciación y es un defecto asociado a los componentes físicos de la estructura. Tenemos dentro del mismo tres categorías: mantenimiento diferido, componentes de corta vida y componentes de larga vida.

En la primera categoría, mantenimiento diferido, se consideran partidas que pueden curarse. Para que sean curables debemos considerar que el costo de curarlas no sobrepase el valor que aporta la partida. Dentro de esta partida se incluyen mejoras necesarias que inmediatamente requiere una propiedad.

A modo de ejemplo, imagintasacionesemos una casa de dos niveles. En el segundo nivel tiene una terraza que no tiene baranda. Esta baranda evita caídas y accidentes por lo que se considera una mejora necesaria e inmediata para garantizar la seguridad de los miembros de esa familia.

Otros ejemplos que vemos en la práctica incluyen baranda para las escaleras, reparación de una ventana rota para evitar robo en la residencia, áreas eléctricas expuestas, etc. Todos esos ejemplos ponen en peligro la seguridad de la familia.

La pérdida de valor de la propiedad tiene dos categorías para aquellas partidas que no se pueden reemplazar o mejorar en el momento y que no representan un peligro para los miembros del hogar. Estas dos categorías dividen la estructura en partidas de corto plazo y partidas de largo plazo. Las partidas de largo plazo incluyen los componentes de la estructura que se espera tengan igual duración que la estructura entera. Las partidas de corto plazo, por ende, son aquellas cuya vida es menor que la estructura.

Partidas que típicamente vemos incluidas como de largo plazo incluyen piso, techo (si es de concreto), paredes, ventanas, puertas, divisiones interiores y sistemas de plomería. Otras como operadores de ventanas, operadores eléctricos, operadores de sistema de plomería, aires acondicionados, techos y divisiones interiores de materiales inferiores al resto de la estructura, típicamente pueden verse considerados dentro de partidas de corto plazo.

¿Cómo evito la depreciación física de mi casa o propiedad? El mantenimiento adecuado es la base más importante para que tu propiedad no sufra de depreciación física. Una casa con poca pérdida de valor atribuible a componentes físicos típicamente se pinta regularmente, se le remplazan las ventanas rotas, se reparan las puertas que están deterioradas, ocasionalmente se le da mantenimiento a los gabinetes de cocina y baños, se verifican los operadores de puertas y ventanas y como norma, cualquier artículo que requiera reparación, se atiende inmediatamente.

Obsolescencia funcional:

Este es un elemento de pérdida de valor causado por deficiencias o sobre-adecuacidad en la estructura. En esta categoría se consideran los defectos en la estructura, materiales o diseño de la estructura cuando es comparada con su mejor y más provechoso uso y los modelos más funcionales y costo-efectivos al momento de la valoración. Una casa pudo haber sido muy deseada y funcional al momento de su construcción y dentro de 20 años ser considerada inadecuada porque sus techos son muy altos o muy bajos, el tamaño de sus habitaciones ya no es el deseado en el mercado, la localización del baño resulta ser inadecuada o simplemente la distribución o partidas dentro de la misma no ser la deseada. Incluso los diseños, materiales de construcción, la parte mecánica, varían con el tiempo causando pérdida de valor cuando a la propiedad le toca competir con otras propiedades similares que poseen partidas más actualizadas y más deseadas.

¿Cómo evitar la obsolescencia funcional? Sólo se recomienda que se mejoren o corrijan aquellas partidas que el costo de corregir la obsolescencia no exceda el valor que las mismas aportan, o sea, que sean, curables. Dentro de estas partidas podemos mencionar reemplazo de pisos viejos y dañados, ventanas que no funcionan, puertas rotas, gabinetes en mal estado. Un tasador o valuador de bienes raíces puede comparar el valor de tu propiedad como está vs el valor de la misma contemplando unas mejoras específicas, y así tomar una decisión informada al momento de invertir en tu casa.

En una propiedad nueva se evitan las obsolescencias funcionales utilizando las tendencias típicas del mercado en diseño, distribución interior, y componentes.

Obsolescencia económica:

Obsolescencia externa es pérdida de valor a causa de factores fuera de la propiedad. Generalmente es incurable. En ocasiones la causa es temporera y en ocasiones es permanente. Entre las causas temporeras podemos mencionar que el mercado esté con oferta excedente. Causas permanentes puede incluir la localización de la propiedad detrás de un área de manejo de desperdicios que genera olores desagradables. Este tipo de depreciación afecta tanto a la tierra como a la estructura y dado que generalmente es incurable, no tengo sugerencias para evitarla, excepto, las obvias, de investigar bien el área donde compras para evitar aquellas que sean evidentes.