Blog

Los resultados del terremoto recién se empiezan a sentir en la industria inmobiliaria, especialmente en la venta de departamentos. Entre enero y marzo de este año, ese segmento registró un crecimiento de 5,2% en unidades comercializadas en Santiago comparadas con igual período de 2009, según el informe trimestral de Collect GfK. Sin embargo, el incremento es mucho menor que el del segmento de casas, que subió 14,6% en el mismo lapso. La oferta de viviendas en Santiago es de 35.382 unidades y el 81% son departamentos.

Durante los próximos trimestres, la venta de departamentos incluso caería comparada con los índices del año pasado y su recuperación definitiva podría tardar más que lo que demoró el repunte tras el sismo de 1985. Según Collect GfK, la demanda inmobiliaria cayó 30% producto del terremoto del 85 y la recuperación del mercado tomó exactamente un año, situándose en el primer trimestre de 1986. Esta vez, el tiempo que tomaría el repunte sería mayor.

El impacto de casos como el colapsado Alto Río, en Concepción, y el edificio en Constitución, entregado como vivienda social por el Serviu, más la alta participación de mercado que representan las construcciones en altura (70% del total) en relación con las viviendas en extensión (30%), son las principales causas.

"A fines del próximo año tendremos el mercado normalizado. Aunque igualmente habrá una demanda importante (este año). A fines de 2011 se retomaría el ritmo y la fuerza que se preveía para este año", dice Vicente Domínguez, director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

Agrega además: "el terremoto produjo una pausa en las personas y las empresas. Las empresas están deteniendo los proyectos de edificación en altura que tenían proyectados para los próximos meses. Y las personas - que están volviendo a las salas de venta-, (en principio) no salen a comprar departamentos influidas todavía por el terremoto", dice. La baja venta de departamentos en los próximos meses será compensada por un alza en la venta de casas, según Javier Varleta, gerente del área inmobiliaria de Collect GfK.

"Es prematuro"

En todo caso, varios inmobiliarios coinciden en que todavía es apresurado sacar conclusiones para los próximos meses. "Creo que es prematuro para hablar de un cambio de tendencia en las preferencias de producto en las ventas del mercado de Santiago. Estamos todavía demasiado cerca del 27 del dos", dice Mauricio Varela, gerente general de Almagro. El ejecutivo añade que "en Almagro no estamos cambiando nuestra estrategia. Nuestro expertise es construir muy buenos edificios residenciales y lo seguiremos haciendo, ya que vemos una adecuada demanda para ellos".

Gastón Fuenzalida, presidente de Inmobiliaria Ad Portas, cree que el efecto del pasado terremoto no será mayor que el de 1985. Asegura que las condiciones crediticias ayudarán a agilizar la demanda de departamentos. "Los créditos bajos, la escasez frente a la necesidad hoy y la subida de precio, harán que los departamentos recuperen su venta muy rápido", plantea.

El trimestre pasado marcó un quiebre en la negativa tendencia de incorporación de nuevos proyectos al mercado. Se sumaron 42 nuevos proyectos inmobiliarios, según Collect. Éstos representan la mayor cantidad en 18 meses y generaron un incremento de 1,1% respecto del trimestre anterior. Sin embargo, esta tendencia se podría atenuar por una menor incorporación de obras de departamentos.

Cambio: calidad influye más en compra de vivienda en altura

La calidad de las construcciones se convirtió en el segundo atributo más valorado al momento de decidirse por un departamento de acuerdo con un estudio de Corpa que se realizó entre el 8 y el 19 de marzo. La ubicación sigue siendo el aspecto más importante cuando se toma la decisión de adquirir un departamento, pero la seguridad (ante delitos) fue desplazada por la calidad de las construcciones, entendida como tipo, calidad y grosor de los materiales, entre otros.

Claudia Boros, directora del estudio, asegura que la mitad de los entrevistados postergó su decisión después del terremoto. "Las razones son diversas: a nivel emocional está el shock -más presente en mujeres- que produce el terremoto, y a un nivel más racional, la desconfianza en la calidad en la construcción", dice. También hay una percepción de que en adelante se construirá con mejores materiales, normas y fiscalización.

Tras el terremoto se generó una visión negativa sobre las inmobiliarias y constructoras. El estudio concluye que los encuestados no se comprarían un departamento "en verde", ya que no permite tener una evaluación directa y real de la calidad. Ahora los compradores optan por pedir mayor información a la inmobiliaria e incluso se asesoran por un experto. Corpa entrevistó a 54 personas que buscaban departamento aproximadamente un mes antes del terremoto. Los encuestados son de Santiago, de los segmentos C1,C2 y C3.

TASACIONES EN SANTIAGO

Santiago Norte Santiago Sur Santiago Suroriente Santago Surponiente Santiago Norponiente Santiago Nororiente
Conchalí El Bosque La Florida Cerrillos Cerro Navia La Reina
Huechuraba Gil de Castro Macul Estación Central Lo Prado Las Condes
Independencia La Cisterna Peñalolén Maipú Pudahuel Lo Barnechea
Quilicura La Granja Pirque Padre Hurtado Quinta Normal Ñuñoa
Recoleta La Pintana Puente Alto   Renca Providencia
  Lo Espejo San José de Maipo     Vitacura
  Pedro Aguirre Cerda    
  San Bernardo    
  San Joaquín    
  San Miguel    
  San Ramón